Baños de Ledesma

A orillas del río Tormes, situado en una dehesa ledesmina se encuentra el Balneario de Ledesma, la combinación perfecta para pasar unos días relajantes al tiempo que se disfruta de la casa rural. El Balneario de Ledesma es uno de los complejos termales más grandes de España.

De origen romano, explotado por los árabes y pobladores autóctonos, ya supieron descubrir el valor curativo de sus aguas termales. Estudios realizados a mediados del siglo XVIII por el profesor de la Universidad de Salamanca Dr. Torres Villarroel, subrayan las características de estas aguas termales para el tratamiento de la artrosis, afecciones respiratorias, neuralgias, sinusitis, dermatosis etc. Además de las propiedades de sus aguas, cuenta con un entorno privilegiado en plena naturaleza, es un lugar tranquilo que nos invita al paseo, a la observación y contemplación, lejos de la ciudad y donde el silencio se vuelve presente.

El atardecer es el momento ideal para dar un paseo por la carretera de acceso al Balneario y también por otros muchos senderos próximos. Descubrir antiguas calzadas y vías romanas, que más tarde se convirtieron en rutas legendarias para perderse entre los encinares, pasear a las orillas del río Tormes., donde “el Lazarillo” nació y encontró grandes aventuras y rincones escondidos que nos ayudan a conocer mejora a Ledesma, su historia legado.